viernes, 5 de noviembre de 2010

El Chaltén: La laguna de los tres

Después de la paliza de ayer, hoy tocaba otra más. La idea era la de hacer el trekking de La Laguna de los Tres, un pateo que nos llevaría desde la Hostería El Pilar hasta la Laguna de los Tres (al pie del Fitz Roy) y vuelta hasta El Chaltén, pasando por Laguna Capri. El Fitz Roy es el Cerro (monte) que da fama y nombre a este pueblo. El nombre Chaltén proviene del ahonikenk y significa montaña humeante, debido a las nubes que casi constantemente coronan su cima, lo que unido a su nombre ancestral ha llevado a creer, erróneamente, que se trataba de un volcán. Al estar mucho tiempo cubierto de nubes, mucha gente que viene no consigue verlo. Nosotros no hemos podido verlo hoy, aunque llevábamos dos días disfrutando de sus vistas. A pesar de ser un monte de altura media (algo más de 3400 metros), la montaña tiene la reputación de ser de dificultad extrema, ya que tiene enormes extensiones de lajas casi verticales de granito, pulidas y resbaladizas sobre las que baten constantemente vientos fuertes. Vamos, que muy complicado hacer cumbre.


El día amaneció para morirse, lluvia durante casi toda la noche, viento sin parar y la montaña cubierta de nubes. Tanto Valentín como yo (hoy no venían Caty y María) estábamos convencidos de que no saldríamos, pero no fue así. Empezó a aclarar sobre las 8 de la mañana y, cuando vinieron a buscarnos nos dijeron que el pronóstico para el mediodía era bueno. Así que para dentro del minibus.


Este minibus nos llevó desde el pueblo hasta la hostería, a unos 17 kms. y punto de partida del trekking. Nuestro guía fue Emiliano, genial todo el día con él. Desde la hostería caminamos 2 horas atravesando un bosque espectacular de lengas. Intentamos buscar ejemplares del peor enemigo de este bosque, el pájaro carpintero, pero no hubo suerte. Llegamos al campamento Río Blanco, base de los escaladores que se atreven a desafiar las moles graníticas como el Fitz Roy, Saint Exupéry, Poincenot, Mermoz o Guillaumet.



Tras una hora en ascenso con un desnivel de 400 metros se llega a la Laguna de los Tres. Al alcanzar el punto máximo del sendero, sobre la morena, se puede ver (nosotros no pudimos) la majestuosa figura del Fitz Roy, el Glaciar de Los Tres y su laguna que bañan los pies de esta impresionante montaña de granito. La subida fue bastante dura por el frío y el viento, pero llegar y ver la laguna cubierta de nieve fue espectacular. Bordeando la Laguna de Los Tres nos dirigimos al mirador de la Laguna Sucia y el Glaciar del mismo nombre. Fue aquí donde paramos para almorzar, con la laguna sucia enfrente y viendo algún que otro pequeño alud del glaciar... simplemente alucinante.



El regreso lo hicimos por la Laguna Capri, parando allí para tomar un té que tenía Emiliano preparado en su súper mochila, y desde allí hasta El Chaltén, después de casi 7 horas de travesía y más de 20 kms. sobre las piernas. Ya llegando a El Chaltén, pudimos ver un cóndor, más o menos típicos por la zona. Una pena que hoy no llevase la réflex.



Caty y María han hecho, bueno, mejor que lo cuente ella: "Pues nosotras, aunque nos hemos levantado con los chicos, hemos estado en la posada hasta las diez o así, que hemos ido al centro de visitantes a preguntar por el pateo al Chorrillo del Salto, que ya lo había estado yo mirando cuando organizamos el viaje. Nos explicaron cómo ir y nos dijeron que se tardaba como una hora en llegar. Y allá que nos fuimos. El camino de ida fue casi todo el rato con el viento de frente, un poco rollo, pero bueno, así vivimos lo que era el famoso viento de El Chaltén. El sitio nos encantó, con una cascada preciosa, el río y muchas piedras que dieron mucho juego para las fotos, jeje. Después de un buen rato saltando por las piedras y haciéndonos fotos, nos volvimos. Comimos en una waflería de camino a la Posada, genial como siempre. Y aquí nos quedamos, descansando y esperando a los chicos. Un pateo muy guapo, la verdad, nos gustó mucho."


3 comentarios:

Tara dijo...

Están disfrutando como enanos! jejeje.

Pilar dijo...

maravilloso parece todo lo que no sé es como vais a volver...en fin con musculitos seguro

Jose dijo...

Sí Mercedes, la verdad que lo estamos pasando genial, jejeje.

No te creas Pilar, que cuando no estamos haciendo esas cosas estamos comiendo mucha carne!!!!!! Y algunas se están pasando con el dulce de leche, jejejeje.

Gracias.